domingo, 3 de abril de 2016

Humor de lejos




Briamel González Zambrano 


Desde que vivo en España he visto muchas veces a humoristas venezolanos de gira con sus espectáculos por aquí. Laureano Márquez, Emilio Lovera, Claudio Nazoa, Amílcar Rivero, Luis Chataing,  George Harris han pasado por Madrid estos años. Con algunos he conversando informalmente en charlas con periodistas. A todos los he visto en directo o en internet reflejar la realidad del país con ingenio, poderío y gracia. Todos hilarantes.

Leo a estos comediantes en su redes sociales anunciar su trabajo y cómo van a decenas de países alrededor del mundo donde siempre hay venezolanos esperándolos con ansias. Quizá estas giras tan exitosas no hubieran sido posibles sin la ingente migración que lleva años en aumento. Los inmigrantes quieren una risa que les conecte con el país que dejaron atrás, con el lenguaje, con la identidad. Los aplauden con cariño y fervor en diferentes ciudades de  Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Colombia, Ecuador, Argentina, Australia y, claro, aquí en España, otros países europeos e incluso árabes.

Me gusta que casi todos cuentan con ejemplos cotidianos e inteligencia la crudeza de lo que ocurre, de la crisis, de la escasez, del desastre económico. Sin embargo, también reflejan que hay mucha gente talentosa, noble y estupenda cuya raigambre y  fortaleza los mantiene ahí, luchando, haciendo proyectos, lanzando discos, obras de teatro, investigando, creando un país distinto desde su trinchera. Ellos, los comediantes, también son un ejemplo de esto. Así como las generaciones nuevas que están haciendo standup comedy y recorren y llenan los teatros de Venezuela.

Yo les quiero agradecer las risas, la conexión que ellos nos permiten establecer con lo que pasa en nuestro país y las reflexiones que nos provocan. Este humor de lejos que, claro está, lo sentimos tan cerca, tan en la cédula ( que muchos tenemos guardada en un cajón porque no la usamos en nuestro destino actual) y tan dentro de nuestras familias.
   
Mención aparte merecen quienes hacen humor en inglés como Ivan Aristeguieta (que vive en Australia)  y Joanna Hausmann que en Estados Unidos explica lo que es ser venezolana, latina, pelirroja y judía y cómo esa mezcla es fantástica. Aplausos de pie a todos y aquí algunos ejemplos de sus desternillantes ocurrencias.



George Harris->  ¿Quién se quiere ir?

Ivan Aristeguieta -> La inseguridad





1 comentario:

  1. Luego los veo toditos, seguro que estarán geniales :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar