jueves, 18 de mayo de 2017

Me encontrarás


Briamel González Zambrano

No me encontrarás en la persecución y en la violencia de masas enardecidas
Vi demasiadas veces a hordas amenazando, humillando y amedrentando
Vi demasiadas veces el odio en sus miradas, la revancha en sus acciones
Me horroricé con sus sinrazones y con sus motos rodeándonos y alegrándose de vernos con miedo
No quiero ser ellos, no me quiero parecer a eso que nos trajo hasta aquí
Sí estaré preguntando e investigando por el origen de fortunas y bienes de quienes gobiernan
Sí estaré pidiendo justicia y respeto a los derechos ante organismos que deben garantizarlos
So pena de que me llamen ridícula por acudir a instituciones que no dan respuesta nunca
Sí estaré en el reclamo, en la consternación y en la denuncia del hambre, la represión y las muertes 
No me encontrarás esparciendo rumores, cadenas, vídeos e informaciones sin contrastar
Porque es muy fácil darle al botón de “enviar”, pero hay que confirmar y dudar siempre
Sí estaré exigiendo transparencia y acceso a los datos oficiales, que son un derecho de todos
No me encontrarás lavando reputaciones digitales a gente que te ofrece fortunas  por hacerlo
No me encontrarás censurando a mis paisanos sobre lo que deben o no publicar en sus redes sociales
Exigimos libertad y democracia y a veces queremos imponer un tema único, un pensamiento único, un dolor único.
Y sí, es verdad que muchos atravesamos un estado de pesadumbre inenarrable
Pero la gente no debería tener que disculparse o pedir permiso para seguir comentando su vida (que para eso se inventaron estas herramientas)
En muchos casos no es indolencia, es una demostración de que el tiempo sigue corriendo y de que también hay algo que triunfa sobre tanto abatimiento. Que hay otros paisajes para contar.
No me encontrarás diciendo a mis paisanos lo que tienen que hacer: marcha, no marches, corre, no corras, quema, agrede, rompe, escupe, súbete a la tanqueta, no te subas.
Sé lo que es estar allí y sé lo que provoca el gas lacrimógeno al sistema respiratorio de una asmática como yo. Sé cómo aprieta y pesa un chaleco antibalas, sé que es querer correr y que las fuerzas no te acompañen. Así que quizá tan solo les hago una sugerencia contundente: Cuídense, porque a los del otro lado no parece importarles lo que les pase.
No me encontrarás eliminando a mis contactos que piensan distinto.  Porque si seguimos conectados es decisión de ambos. Por el cariño que nos unió y seguro sigue aunque sea en la distancia. Porque ninguno es ministro ni capo de nada. Porque sí que les pregunto y los increpo. Quiero saber lo que piensan de tanta muerte. Me siguen sorprendiendo sus respuestas, sus argumentos y supongo que a ellos les pasa igual. Me sigue gustando el debate.
Me encontrarás en el puente y no en el muro.
Me encontrarás en el dolor y a veces en la furia, en la indignación que trato de convertir en otro tipo de energía, aunque no siempre lo consiga.
Me encontrarás con el corazón blandito que late con diferencia horaria por todo lo que está allí, por todo lo que me dio, por todo lo que dejé, por todo lo que amo.

Foto: Agencias

Foto de Guillermo Suárez 




2 comentarios: